Al igual que pasó en la fiebre del oro a finales del siglo XIX, precisamente en California, hay también una carrera en busca de “el dorado” en la transformación digital por parte de las empresas.

Al igual que en aquella época, hay claros ganadores y gente que se arruinó completamente.

A diferencia de entonces,  los buscadores de oro podían irse o no a probar fortuna a California o Alaska (Klondike) a encontrar una mina, pero en la actualidad, en el caso de las empresas que quieran mantenerse en el mercado, no les queda más opción que acometer la transformación digital.  No gestionar el cambio no es opción, es ruina asegurada, ya que si no se digitalizan, interna o externamente, otras empresas lo harán por ellos.

En la fiebre del oro que comenzó en California de 1.848 y 1.849 (de ahí los llamados forty-niners), hubo mucho fiebre del oroaventureros que encontraron oro, y muchos que se arruinaron, pero los que más dinero hicieron fueron los comerciantes y proveedores de todos aquellos que fueron a buscar su futuro dorado. Proveedores de tela para tiendas de campaña y ropa de trabajo como Levi Strauss, pólvora como Dupont, armas como Winchester o algo tan sencillo e innovador para la época como el correo postal y la seguridad en el transporte de dinero, hicieron que Henry Wells y William G. Fargo fundaran Wells Fargo & Company para atender las necesidades comerciales postales y bancarias de los buscadores de oro. De esta forma, los proveedores de los materiales básicos crearon grandes empresas.

 

En la fiebre del oro digital, creo que hay dos tipos de “minas”, la información como materia prima y una ventaja competitiva en un mercado.

En el primer tipo incluiría a los buscadores como Google, las redes sociales, comunidades online como Tripadvisor,  los blogs como el de Lovely-Pepa   y periódicos digitales… y en el segundo tipo a todas aquellas empresas que han cambiado la forma de hacer negocio en un sector, como Booking, Airbnb, Amazon, Infojobs… basado sobre todo en el comercio electrónico, en la eliminación de intermediarios y mejorar el proceso de venta.

Transformación digital en hoteles

Hay también un tercer grupo que son empresas que ya se encuentran establecidas en un mercado maduro, pero que se están realizando una transformación digital ágil para no verse sobrepasadas por los cambios en el mercado. En este grupo se encuentran los bancos, las aseguradoras, las imprentas… En este sentido, por ejemplo, creo que BBVA  e ING Direct están destacando sobre el resto del sector.

 

Estrategia omnicanalidad

Pero, al igual que en la fiebre del oro, los proveedores de necesidades básicas son los que van a desarrollar más negocio, como son los proveedores de servidores (ya en la nube) dispositivos móviles, redes de comunicaciones, desarrollo de aplicaciones, por lo que creo que unos claros ganadores de la transformación digital son los Amazon Web Service, Oracle, Samsung, Android, Adobe, Salesforce… ya que son herramientas necesarias para acometer la transformación digital.

Transformación digital

¿Y tú empresa, en qué grupo se encuentra? No dudes en enviarme tus comentarios, estaré encantado de responderlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation