La transformación digital va a dos velocidades. Por un lado, están las empresas innovadoras, disruptivas, que están transformando los sectores en los que operan y a otro ritmo van el común de las empresas, que pueden ser el 90%, que van a remolque de las primeras. 

Con las dos velocidades de la transformación digital me refiero a que la tecnología disponible está muy por delante del uso que las empresas hacen realmente de ellas.  

la tecnología disponible está muy por delante del uso que las empresas hacen realmente de ellas. Clic para tuitear

transformación digital

No se trata de implantar un ERP, sino de sacarle a ese ERP todo el partido en lugar de estar infrautilizado. Lo mismo podríamos decir de los CRM o incluso herramientas colaborativas más sencillas alojadas en la nube como Office 365 o Trello. Muchas empresas se quedan en Dropbox, la parte básica, claro. 

Cómo hemos comentado, la transformación digital va de personas. Cómo le puedes hablar de innovación a una empresa que no tiene un cuadro de mando o desconoce la valoración de su stock en cualquier momento. 

La transformación digital también va por áreas de la empresa. Es más fácil empezar por las ventas, por los ingresos, qué por otros departamentos como logística o administración, donde demostrar el retorno de la inversión en transformación digital es más difícil. 

Y es que para que en una empresa se produzca una aceleración en la transformación digital, generalmente el cambio empieza por los ingresos.  

De hecho, sectores poco dados a la tecnología, cuando ven una nueva fuente de ingresos, se apuntan.  Como puede ser el caso de los restaurantes, un sector muy poco digital, donde ya 6.000 establecimientos reciben reservas online desde distintas plataformas como El Tenedor, o los conductores de camiones que completan su carga vacía a través de wtransnet  

transformación digital

Por otro lado hay empresas que han creado una ventaja clara en algún proceso de su sector y le han dado la vuelta, como pueden los casos de Booking.com o Airbnb, donde han realizado una reintermediación más eficiente y los canales comerciales tradicionales se han quedado con la boca abierta. 

hay empresas que han creado una ventaja clara en algún proceso de su sector y le han dado la vuelta Clic para tuitear

En resumen, para que una empresa acelere su transformación digital necesita, además de un plan (conoce aquí los 7 pasos para un plan de transformación digital eficaz): 

  1. Redefinir sus procesos, de forma que sean ahora más eficientes, resumido en dos grandes áreas, más fácil o más barato. 
  2. Formar e implicar al equipo para que su transformación personal vaya al ritmo de la transformación de la empresa, y la empresa vaya al ritmo del mercado. 

Al final, las empresas que lideran los mercados, son empresas innovadoras, y la innovación no es un asunto de tecnología o de inversión, es un asunto de personas.  ¿Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation